Crea un espacio agradable para tu negocio

Crea un espacio agradable para tu negocio

La decoracion de interiores juega un importante papel en cualquier establecimiento de cara al público. Todos hemos visto como en una misma calle hay negocios que tienen un éxito enorme y al lado otros en los que no hay ninguna persona a pesar de que ofrecen productos y precios parecidos. Y es que hay locales que invitan a entrar y otros que hacen que no apetezca.

Los expertos en decoración de interiores aconsejan que, antes de comenzar las obras de un negocio, el propietario de este se formule las siguientes preguntas:

– ¿Qué tipo de público quiero atraer? Lógicamente, no es lo mismo pensar en un público joven que en un público de edad madura o un público mayor. La decoración y la música son determinantes para animar a un sector de la población a entrar.

– ¿Cuánto tiempo quiero que estén en mi local? Hay locales que están pensados para invitar al cliente a estar el máximo de tiempo posible. Por ejemplo, locales de hostelería que se han orientado a un público muy concreto que acude con sus ordenadores y que ocupan pequeñas mesas individuales durante bastante tiempo. Ofrecen un servicio muy concreto: Internet a una velocidad adecuada, un enchufe para el ordenador que invita a quedarse más allá de lo que pueda durar la batería y música de fondo pensada para concentrarse en el trabajo y no en una conversación.

Otros locales de hostelería, por el contrario, están pensados para que pase mucha gente cada hora. Son sitios pensados para que la gente pare en su descanso del trabajo o durante sus compras, con barras en lugar de mesas en las que el cliente se sienta, toma su consumición y se va, sin pararse mucho tiempo. Este tipo de locales suelen funcionar en lugares en los que hay muchas oficinas o comercios.

– ¿Qué imagen quiero que transmitan mis productos? Muchas veces, el error de un comercio está en transmitir conceptos equivocados. Por ejemplo, un escaparate muy elegante y elaborado en una tienda de ropa de precio medio puede darle al cliente la imagen de que se trata de una tienda cara, que no está en su presupuesto. Estos clientes no van a entrar a comprar y los clientes potenciales de ropa cara posiblemente tampoco porque busquen firmas concretas.

– ¿Puedo hacerlo yo solo? Esta última pregunta es especialmente importante. Seguramente, la respuesta sea que no, porque el trabajo de un decorador de interiores es, habitualmente, básico en la creación de un negocio. Se nota aquellos locales que han pasado por las manos de un profesional y su éxito suele ser mucho mayor.

Comments are closed.